A modo de breve historia y declaración de principios, tomamos un texto de Sebatián Endara escrito en 2013:

 

Punku Radio – Comunicación Comunitaria[1]

 

Punku Radio es una apuesta para desarrollar un medio de comunicación alternativo y comunitario, organizado tipo cooperativa, donde mucha gente se asocia desde diferentes campos y desde diferentes experiencias, con el objetivo de crear un medio de comunicación que no tiene un dueño sino que es de propiedad comunitaria, es decir, donde la propiedad del medio es compartida. Los productos generados al interior de este medio también son gestionados participativamente y la organización previa de los grupos o colectivos que participan, o que desean participar, es fundamental para que den a conocer lo que hacen, para contar sus vivencias, pero también todas las injusticias que viven. La perspectiva de Punku Radio es que la sociedad está administrada y organizada de una forma bastante injusta y es una posición de la organización el crear espacios de comunicación, alternativa, comunitaria, en definitiva propia, donde no se manejen los códigos del periodismo tradicional, digamos así, lejano y distinto del medio del cual se habla, sino que sean los mismos grupos y colectivos los que autogeneran sus propios programas de comunicación con lo que ellos quieren decir, sin censuras y sin ningún tipo de intermediación periodística. Esta es la apuesta, ya hay algunas experiencias dentro de la radio, por lo menos cuatro que han funcionado, y hay otras que se están gestionandose recientemente. No obstante es difícil que la gente tome conciencia que se puede organizar un espacio de comunicación libre sin ser intermediado por periodistas o por gente experta en comunicación, sino que con una pequeña capacitación técnica en radio, y en formas de presentar la información, con sonido de calidad, con investigación y con amplia participación, se pueden organizar estos espacios de comunicación.

A la fecha, septiembre de 2013, el proyecto Punku Radio va a cumplir dos años. En un inicio se realizó la invitación a formar parte de esta experiencia a varias personas y colectivos, que participaron de los talleres de formación ofertados. De ese espacio surgió “Voces de la Tierra”, que es un colectivo de personas que luchan por la defensa de los animales. Este último es uno de los perfiles básicos de la radio, puesto que Punku Radio cree que la lucha por los Derechos de los Animales es una de las luchas más difíciles dentro de esta sociedad. Los compañeros que ahora conforman el colectivo Voces de la Tierra, luego de la capacitación, lanzaron su primer programa al aire, y luego de ello tenían un programa semanal, que superadas algunas dificultades se convirtió en un programa quincenal. Ellos llegan a la radio, y en esa hora que disponen y utilizan, no tienen ningún tipo de censura, tienen un espacio abierto donde ponen cualquier tipo de música, la que ellos deciden, obviamente, se trata de música que tiene que ver con el tema, exponen las entrevistas que previamente se han realizado a varias personas, entre ecologistas e instituciones y se enlazan con otras radios que retransmiten su programación, de tal manera que es un espacio abierto y de aprendizaje. En este programa se han hecho varios acercamientos a instituciones públicas para conocer su posición al respecto de la “defensa de los animales”, pero está claro que algunas de aquellas consideran esta posición como radical. No obstante se va haciendo un trabajo de concientización. En todo caso es necesario comentar que una de las dificultades que se tiene en general, es el problema de la difusión de los programas en las redes sociales, ya que la radio web todavía es un poco incipiente y todavía hay mucho que desarrollar en la radio web, el acceso es todavía bastante limitado.

Otro de los espacios que se generó fue Desloke Rap, espacio gestionado por varios colectivos que hablan desde la cultura juvenil, desde el hip hop y desde el skate, con una propuesta eminentemente musical pero con mucho contenido. Se puede ver que el hip hop es una tendencia musical nueva, creativa y sobre todo contestataria. Ellos entraron a realizar su programa los días jueves con una duración de dos horas y con una audiencia bastante grande. También se organizaron otros tipos de programas, como por ejemplo el del Colectivo Foto Club Cuenca, denominado Retina Digital. Un programa que no tiene una línea contestataria, pero maneja una posición alternativa para hablar de fotografía, de imagen, además de tips fotográficos, y realizan entrevistas a fotógrafos con experiencia. Finalmente, un programa que se logró organizar, ocupado de temáticas filosóficas, fue “Del Mito al Logos y Viceversa”, donde se manejan temas desde una perspectiva filosófica y radical, como el ateísmo o la democracia.

Esa es la propuesta que se ha logrado articular desde Punku Radio, proyecto sostenido por un grupo de personas que han sustentado la radio con sus propios trabajos individuales.

A más de los colectivos asociados a esta propuesta, se cuenta con la participación de otros grupos y personas vinculadas a procesos de crítica social y política. Para dar una muestra se podría hablar del tema de la defensa de Quimsacocha, un tema en el que se está trabajando con el Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama, en donde aún cuando todavía el programa no se ha salido al aire, se encuentra en proceso de formación. También se puede hablar de las colaboraciones que Punku Radio realiza con otros procesos sociales como los de la Escuela del Pueblo, donde se participa con la logística, la facilitación. Se ha apoyado este proceso porque existen coincidencias ideológicas. En esta escuela se debaten por ejemplo, las bases ideológicas del socialismo, la participación de la mujer, medio ambiente, la salud, etc. Estos espacios son sumamente importantes para dar a conocer las potencialidades de la radio web en los procesos de formación pues se puede utilizar la radio para transmitir procesos de formación y debate.

Estos procesos han sido consustanciales al nacimiento y funcionamiento de la propuesta de Punku Radio, sobre todo, y como ya se ha mencionado, en cuanto a la defensa de los animales. Diez años atrás en la ciudad de Cuenca, conjuntamente entre la Fundación Arca y ChasquiKom se promovió la creación de un Frente de defensa de los animales, expresado en la lucha de la defensa de los toros. Desde esta época se promovieron alternativas y el rechazo frontal al tema de la tauromaquia o de los circos con animales. En la actualidad existen otros temas que deben ir profundizándose como el tema del vegetarianismo, o el tema del rechazo a la experimentación en animales.

Desde la perspectiva del colectivo Punku Radio, existe un resquebrajamiento de la organización social, la propia protesta social aparece criminalizada en este gobierno de “izquierda” que ha manejado un doble discurso; pues por un lado se habla de Buen Vivir bastante favorable para la sociedad, pero por otro lado se criminaliza a la protesta social.  Es así que la lucha social está apagada y cooptada por el gobierno. En esa medida los procesos de comunicación popular y comunitaria se convierten en procesos muy importantes para romper con la lógica del poder y la imposición. Desde la posición de esta organización, la comunicación por internet es una plataforma válida, pero debe ser entendida como un punto de inicio para poder pasar a la acción, como ha pasado en muchos procesos en el mundo, donde la gente se auto convoca sin ningún líder, donde se dan procesos asamblearios donde la gente, sin ninguna convocatoria oficial se reúne y convierte a las plazas públicas en espacios de reales asambleas donde se ejerce una democracia real.

Finalmente cabe mencionar que dentro de los procesos seguidos en Punku Radio, las principales dificultades radican en la organización de los colectivos. Lo más fácil es contratar un servidor, comprar una computadora o realizar la página web de la radio, que automatizada, puede estar todo el día funcionando. Lo difícil es hacer con esas herramientas un espacio real de comunicación, es decir que la gente realice sus programas, con investigación. En todo caso es importante tener claro que en los procesos de organización, la radio es un medio, no es un fin.  También es importante saber cómo se debe convocar a las audiencias, además de organizar el trabajo. El trabajo radial es difícil, producir semanalmente media hora, una hora o dos horas es bastante grande, y si no se tiene la correcta organización y difusión, los trabajos quedan ahí. Adicionalmente siempre se tiene que tener claro que un elemento imprescindible de gran impacto es la creatividad.

En este momento, la perspectiva de Punku Radio es fortalecer los programas que existen, generar alianzas que permitan seguir produciendo programas contestatarios y rebeldes.

 



[1] Texto elaborado con las notas recogidas en la entrevista a Paúl Robles, miembro de la organización. Septiembre de 2013.